viernes, 23 de noviembre de 2007

¿POR QUÉ "TRIUNFA" UN LIBRO?

Muchas veces es muy difícil determinar por qué ha triunfado un libro o por qué no lo lee ni su padre, máxime cuando venía recomendadísimo. Tampoco ayuda el hecho de que junto a auténticas obras de arte de la literatura se encuentren títulos dignos de la prosa y desarrollo narrativo de un infeliz parvulito. Es desconcertante. No se trata tan sólo de dar razones, que si por eso fuera póngase cómodo que... No, no, tranquilo, que ya lo dejo.

Tan sólo apuntaré una, dos a lo sumo. En España se lee lo que quieren que leamos. Así de sencillo, así de claro. Que no me digan, que en los últimos años se ha metido más bazofia en la cabeza de los súbditos de la corona que en toda las historia de España, gracias sobre todo a bestsellers -éxitos editoriales, ya sabe- que nadie -competente, es decir, con un par de neuronas funcionando- leyó antes de marcar con el hierro candente del éxito. Ejemplo: Villa diamante, de Boris Izaguirre. Resultado: miles de euros para cuatro lumbreras, no se vaya a pensar que son más.

Y dos. En España el lector medio no tiene criterio. Si no, no puede entenderse lo anterior. Ya se pueden desgañitar los cuatro lumbreras de antes pretendiendo que se lean sus libros, que si uno se niega a comprarlos jamás serán leídos. Esto es impepinable. ¿Se hace cargo? Responsabilid compartida, creo que le llaman...

Pregunta. ¿Qué es mejor: ser mentiroso o crédulo? El primero al menos gana dinero... (no es broma, piénsese lo absurdo de la situación)

No hay comentarios: