JOSEPH CONRAD, ESPELEÓLOGO DEL ALMA HUMANA

El próximo lunes se cuentan 150 años de la efeméride que rememora el nacimiento de Joseph Conrad. Difícilmente, se podrá decir algo nuevo sobre tamaño maestro. Hoy tan sólo me serviré de él para entender una época y, de paso, acercarnos a este polaco y a su obra, aunque sea transversalmente.

La lectura de sus libros (Nostromo, El corazón de las tinieblas, Lord Jim, etc) es una invitación a dilucidar aspectos nucleares de la condición humana. La apertura al bien y la capacidad de hacer el mal del hombre; la humanización de la barbarie; la adecuación al medio; el desarrollo orgánico del alma; el binomio libertad-responsabilidad… son constantes en su obra. Muchos de ellos nos recuerdan a otros tantos autores del siglo XIX y principios del XX. En concreto, nos remiten a uno por encima de todos: Dostoyevski. Tanto éste como Conrad provienen de la parte más oriental de Europa y los dos miran al ser humano, ora asustados, ora sorprendidos de su grandeza. Bien se puede decir que ambos son hijos de su tiempo, pues no son sino cantores de lo que exactamente ocurría en la conciencia general europea. Ya se sabe: antropocentrismo, vanidad filosófica, positivismo, endiosamiento de la ciencia, etc. Acciones que irán minando el alma de Occidente y alcanzarán su máxima expresión en las dos guerras mundiales (que no son sino la manifestación de una tragedia arrastrada durante más de un siglo).

Joseph Conrad, al igual que Dostoyevski primero, de alguna manera –a veces muy evidente- vislumbra todo esto en su obra.... y lo hace al uso de los más grandes: sin que desmerezca en nada la forma.

Comentarios

Carlos ha dicho que…
"Hijos de su tiempo", "antropocentrismo, vanidad filosófica, positivismo, endiosamiento de la ciencia, etc". ¿Son esas las características literarias de Dostoievski y Conrad o por el contrario, ellos reflejan dichas necedades humanas en sus obras? En tal caso, no pueden ser hijos de su tiempo, sino más bien todo lo contrario, observadores de un tiempo que quizá les es ajeno.

Por otro lado, no comparto la comparación de Conrad con Dostoievski. Aunque el polaco no es un escritor excelente, si puede pasar por bueno, mientras el ruso fue un profeta, un periodista hábil para alcanzar popularidad y un comediante chapucero.

un cordial saludo: El Pato


or encima de todos: Dostoyevski. Tanto éste como Conrad provienen de la parte más oriental de Europa y los dos miran al ser humano, ora asustados, ora sorprendidos de su grandeza. Bien se puede decir que ambos son hijos de su tiempo, pues no son sino cantores de lo que exactamente ocurría en la conciencia general europea. Ya se sabe: . Acciones que irán minando el alma de Occidente y alcanzarán su máxima expresión en las dos guerras mundiales (que no son sino la manifestación de una tragedia arrastrada durante más de un siglo).
Eleazar ha dicho que…
Pato,
Me temo que seguías un poco mareado cuando leías la entrada. Te recomiendo volver a hacerlo.

PD Dostoyevski fue "un periodista hábil para alcanzar popularidad y un comediante chapucero." En serio??? jaja!
juanjomolina ha dicho que…
Este blog es sencillamente excelente. He llegado a él por una recomendación que me han hecho desde tierras canadienses. Te recomiendo en mi Café de Redacción. Un saludo desde el Sur.
Carlos ha dicho que…
Primero, no sé el significado concreto del término espeleólogo o por lo menos, no lo entiendo en este contexto. Según la RAE, espeleólogo es aquel que se dedica a la espeleología (parecía lógico) y dicha actividad la define como: Ciencia que estudia la naturaleza, el origen y formación de las cavernas, y su fauna y flora. ¿A caso insinuas que Conrad estudió las cavernas, la fauna y la flora del alma? Menudo pervertido. Yo no tengo ni cavernas, ni fauna, ni flora en mi alma, en todo caso en en el intestino.

Segundo, respecto a mi comentario sobre Dostoiesvki: son palabras textuales del gran Vladimir Nabokov, esperaba que lo intuyeses. ¿O a caso me crees suficientemente capacitado como para tener una opinión propia?

Por cierto, creo que se ha colado dentro de mi primer comentario parte del texto del blog, no entiendo el por qué

Como siempre, pinchando un poco

Carlos de Bergerac
Embajador en el Infierno ha dicho que…
Lamento discrepar. De Joseph Conrad solamente he leido "La flecha dorada" (crítica aqui, perdón por el autobombo) y me pareció un pestiño insoportable. Tanto que no pienso volver a leer nada de este escritor.
Eleazar ha dicho que…
Buenas de nuevo Carlos (pato)
Disculpa si he tardado mucho en contestar, el curro, ya sabes...

De la primera observación que haces, sinceramente, no la voy a comentar. En este punto ya no te puedo ayudar más...

La segunda, en cambio, es muy interesante. Me consta que controlas bastante la obra y crítica de nabokov (o al menos deberías después de tantas horas), lo cual facilita bastantes las cosas. Por eso, tan sólo decirte que Nabokov es plenamente coherente en esa afirmación, pues él escribe desde la posmodernidad (precisamente el paso siguiente a "antropocentrismo, vanidad filosófica, positivismo, endiosamiento de la ciencia, etc.") lo que le incapacita para una valoración más objetiva.

Espero seguir viéndote por aquí.

Un saludo!
Eleazar
Carlos ha dicho que…
Tranquilo, será muy complicado que te libres de mi. Me aburro mucho en el trabajo.

Por cierto, he decidido que sí tengo una opinión propia al respecto de Dostoievski y he llegado a la conclusión que, tras leer varias de sus obras, no me gusta. Hay grandes escritores rusos, pero el caso de Dostoievski es muy curioso. No creo que sea oportuno entrar a valorarlo, pero algún día te explicaré lo que verdaderamente opino

un saludo

Carlos de Bergerac
APELO ha dicho que…
Solo puedo decir que pedí a través de Amazon "The Heart of Darkness" y aunque es finito y parece liviano, todavía no me he atrevido a leerlo...me han dicho que es más denso de lo que parece y un poco pesimista y deprimente...¿qué me dices Eleazar?
Eleazar ha dicho que…
Apelo,
"The Heart of Darkness" es duro, como suele ser el hecho de constatar que la realidad no es como pensábamos. De todas formas, te recomiendo que lo leas; y que lo hagas no desde 2008, sino desde la mentalidad de 1902.
Carlos ha dicho que…
apelo, yo te recomiendo que en vez de leer el libro, veas la película: Apocalypse Now de Francis Ford Coppola, es uno de los pocos casos en los que la adaptación cinematográfica supera la novela. Además Marlon Brando (capitán Kurtz) está espléndido, magistral.

A ti, Eleazar, también te la recomiendo, por si no la has visto

Carlos de Bergerac

Entradas populares de este blog

JUAN MESEGUER

ALBERTI

CORAZÓN